Arte

¿Sabes cómo se obtuvo la primera fotografía?

La fotografía es el procedimiento de obtención de imágenes con luz de forma permanente.

El término proviene del vocablo griego Phos (Luz) y Grafis (Escribir). Su aparición en el Siglo XIX hizo que se impusiera rápidamente en el campo artístico.

La fotografía pasó por un largo proceso de evolución hasta llegar a las cámaras digitales que conocemos hoy en día.

Su primer antecesor fue la cámara oscura. Esta funciona formando una imagen en una habitación aislada y oscura con un pequeño agujero como fuente de luz, donde todo lo visto desde afuera se ve reflejado en el lado interior de manera inversa. Esta técnica fue utilizada por personas de todo el mundo, desde Aristóteles que fue quien creó esta técnica hasta Leonardo Da Vinci quien añadió lentes de vidrio para poder realizar sus dibujos.

La cámara oscura se redujo de tamaño haciéndose transportable gracias a Joseph Nicéphore Niépce. Su primera fotografía la llamó “Vista desde la ventana en Le Gras”, la cual pudo obtener luego de 8 hs de exposición a la luz sobre una placa de peltre de 20 x 25 cm tratada con betún de Judea.

De Joseph Nicéphore Niépce – Rebecca A. Moss, Coordinator of Visual Resources and Digital Content Library, via email. College of Liberal Arts Office of Information Technology, University of Minnesota. http://www.dcl.umn.edu, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=107219

Vista desde la ventana en Le Gras fue tomada en 1826 desde la ventana de la casa de su autor y es considerada la primera fotografía siendo la permanente más antigua que se conserva.

Con el pasar de los años, el procedimiento fue evolucionando utilizando distintos materiales fotosensibles hasta llegar a los sensores digitales de hoy en día que ofrecen las distintas cámaras.

Te mostramos en videos cómo fue el proceso con el que se obtuvo esta primera imagen:

1 – Obtención de la imagen al betún de Judea

Niépce disolvía el betún de Judea en polvo en la esencia de lavanda, la desparramaba sobre la placa y la secaba al calor para obtener un barniz brillante de color bermejo.

Exponía la placa mediante la cámara oscura y continuaba con el proceso de revelado.

2 – Revelado

Niépce sumergía la placa en un baño de esencia de lavanda diluido, que disolvía las partes que no habían recibido luz.

La imagen que obtenía era negativa por lo que debía continuar con otro proceso para obtenerla positiva.

3 – Positivado

Para el positivado, Niépce disponía la placa en una caja conteniendo cristales de iodo que se evaporaban espontáneamente.

En algunos minutos los vapores de iodo oxidaban la plata insuficientemente protegida por el barniz. Se formaba en la superficie del metal una capa de ioduro de plata que, una vez el barniz eliminado, se oscurecía bajo la acción de la luz.