Salud

La Cetosis, esa misteriosa aliada en la pérdida de peso

Este término se ha vuelto muy popular últimamente, casi como una palabra mágica relacionada con la pérdida de peso. En este artículo encontrarás toda la información necesaria acerca de la cetosis y cómo puedes aprovechar sus beneficios.

Photo by Brooke Lark on Unsplash

La cetosis es un estado metabólico, originado por un déficit en el aporte de carbohidratos, en que el cuerpo utiliza grasa y cetonas en vez de glucosa (azúcar) como principal fuente de energía.

En cetosis el cuerpo produce cetonas a un ritmo acelerado. Las cetonas, o cuerpos cetónicos, se producen en el hígado a partir de la grasa que has comido y de tu propia grasa.

Cuando los niveles de glucosa e insulina disminuyen con una dieta con restricción de carbohidratos o en situaciones de ayuno prolongado, el hígado aumenta la producción de cetonas para proporcionar energía al cerebro.

En estado de cetosis el cuerpo es capaz de oxidar grasas fácilmente, incluyendo las reservas propias del individuo. Por eso hay muchas dietas de adelgazamiento que inducen a dicho estado con el objetivo de reducir grasa corporal.

Consejos para entrar en cetosis

  • Reduce el consumo diario de carbohidratos netos a menos de 20 g: Aunque es posible que quizá no necesites ser tan estricto, comer menos de 20 g de carbohidratos netos al día prácticamente garantiza que entrarás en cetosis nutricional.
  • Prueba el ayuno intermitente: Pasar 16-18 horas sin comer puede ayudarte a entrar en cetosis más rápidamente.
  • Haz ejercicio si es posible: Durante la transición a la cetosis, quizás no tengas suficiente energía para realizar actividad física vigorosa. Sin embargo, simplemente dar un paseo rápido puede ayudarte a entrar en cetosis más fácilmente.

Beneficios de la cetosis

  • Dada la gran movilización de grasas que se requiere para entrar en cetosis, este proceso es muy efectivo para adelgazar o perder peso.
  • No sólo permite quemar grasas en poco tiempo sino también produce saciedad y reduce considerablemente el apetito.
  • Además, mejora la composición corporal al preservar masa magra o muscular y reducir la proporción de masa grasa, razón por la cual muchas veces se usa para lograr definición muscular.
  • Las dietas cetogénicas podrían ser de ayuda para prevenir enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2 ya que reducen los triglicéridos y colesterol total, disminuye la glucosa y la insulina, disminuyendo las probabilidades de sufrir resistencia a esta hormona.

Los riesgos de la cetosis

  • Una dieta cetogénica no es sostenible a largo plazo debido en gran parte a que se requiere de una dieta estricta para sostener dicho estado de cetosis en el tiempo.
  • También puede producirse una caída del rendimiento cognitivo, se puede experimentar mareos, mal aliento, náuseas, estreñimiento, fatiga, cólicos.

Siempre es recomendable consultar a un médico especialista antes de comenzar con alguna dieta específica.