Vida Cotidiana

¿Cómo dejar atrás el enojo y el resentimiento?

¿Sientes que no puedes perdonar a alguien? En este artículo aprenderás ciertas técnicas que te ayudarán a librarte de tu enojo para así traer paz y armonía a tu vida.

El resentimiento consiste en persistir mentalmente ante un enfado llevándote a la amargura. Si no aprendes a perdonar, probablemente seas tú quién se lleve la peor parte ya que el resentimiento puede traer consecuencias emocionales y hasta físicas.

Perdonar te traerá beneficios como menos ansiedad, estrés y hostilidad, presión arterial más baja, un sistema inmunitario más fuerte y relaciones más sanas, entre otros.

Ahora que sabemos lo importante que es saber dejar atrás el enojo y el resentimiento debido al impacto que puede tener en nuestras vidas, te presentamos una serie de consejos para que puedas sanar y superar aquello que tanto te enfadó.

  • Reconoce que perdonar sana: Valora la importancia y los beneficios que te traerá aprender a soltar el enojo.
  • Identifica lo que necesitas perdonar: Muchas veces no pensamos en profundidad qué es lo que nos mantiene enfadados, identificarlo facilitará el proceso.
  • Acepta tus emociones: Está bien enojarse y sentir tus emociones, no te cierres a ello. Permite a tu mente procesarlas.
  • Elije perdonar a quien te ofendió: Aunque sientas que es algo difícil, hacerlo te traerá paz.
  • Habla con esta persona: Puedes charlar y hacerle saber lo mal que te hizo sentir, de esta manera irás soltando tus emociones.
  • Acepta: El paso final es aceptar para dejar ir. Aceptar tus emociones y tus heridas ayudará a que éstas sean sanadas con más rapidez.

Si aún con estos consejos sientes que no puedes perdonar debes encontrar en dónde te estancaste:

  • Ponte en los pies de la persona que te ofendió.
  • Pregúntate por qué actuó de esa manera ya que quizá tú hubieras reaccionado similar en la misma situación.
  • Reflexiona acerca de tus errores y las veces que te han perdonado.
  • Puedes probar escribiendo tus emociones en una hoja de papel que puede ayudar a soltarlas.
  •  Medita para relajarte y pensar con más claridad.

Debes tener en cuenta que perdonar es un proceso. Puedes demorarte más en un perdón que en otro y hasta quizá debas volver a procesar alguno de ellos. Pero mantente positivo buscando tu paz y encontrarás el camino del perdón.